Teletrabajo en Uruguay: “Sensibilizar, Formar y Retener”

cutiHola, soy Iris Moreno Roca y te doy la bienvenida a mi blog.

Para nuestros lectores, es sabido que el tema del teletrabajo lo abordamos desde diversos enfoques, todos ellos importantes, sin duda alguna, pero en esta ocasión quisiera dedicar este artículo al teletrabajo en mi país de origen, Uruguay, el cual es el Estado más pequeño de Sudamérica, pero que demuestra un enorme interés en esta actividad.

Las palabras del título de este post, “Sensibilizar, Formar y Retener”, fueron pronunciadas por Alvaro Lamé, al asumir la presidencia de CUTI  Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información, un auténtico pionero en la temática de las TIC y un embajador de todos los teletrabajadores uruguayos en el mundo; lo recordamos, como referencia personal, en los Talleres presenciales de Netgate, nuestra primera experiencia en esta actividad que nos hizo descubrir una segunda vocación, despertada luego de la abogacía.

Se están realizando grandes avances en mi país, en lo que respecta a una legislación adecuada que regule el teletrabajo y hay proyectos muy recientes del Poder Ejecutivo; la Sensibilización de las autoridades de Gobierno y de los sectores empresariales, tanto públicos, como privados, son prioritarios para la seguridad del teletrabajador, su valorización y destaque, en esta “industria sin chimeneas y sin techo”, que es presente y futuro, directa o indirectamente, en todas nuestras vidas.

La Formación pasa por la de los empresarios, quienes pueden ser excelentes profesionales en sus áreas respectivas, pero aún no tienen incorporada una cultura del teletrabajo como beneficio esencial para todo el sector y no nos basamos en utopías; sabemos que para cantidad de empresas lo prioritario es el ahorro económico y no el cuidado del medio ambiente; pero deben verlo y somo conscientes que sucede en muchísimos países y no solamente en Uruguay.

Hay que Retener a los jóvenes que ingresan a la Facultad de Ingeniería, por ejemplo; de 1000 que ingresan solamente se reciben un promedio de 300; estos números pueden resultar muy escasos para los lectores del exterior, pero hay que tener en cuenta que los uruguayos somos poco más de tres millones de habitantes, con una industria de exportación, tradicionalmente agropecuaria, pero con una presencia impactante del software, como producto no tradicional y muy solicitado en el extranjero.

Alvaro Lamé hizo referencia, además a que estos jóvenes son captados por varios sectores del mercado laboral relacionados con las TIC y por eso no culminan sus estudios; debemos contar con más especialistas que cuenten con un Máster y para ello el país tiene oportunidades para ofrecerles; hay que salir a “buscarlos” y contarles todas las oportunidades que pueden lograr si continúan en el sistema educativo.

“No hay límite de edad, de género ni de lugar; no importa la presencia; se juzga por la calidad del producto o servicio que se vende”.

“En el mundo globalizado de hoy, no puede pasar que haya emigrantes económicos, que alguien se vaya del país porque no tiene empleo”. según palabras del presidente de CUTI.

En el Uruguay el Teletrabajo dejó en 2009, ingresos para el país de 500 millones de dólares, estimándose que alrededor de 100.000 personas se dedican a esta actividad, 50.000 en exclusividad para el extranjero y aumentó a un 40% de teletrabajadores en el interior del país, un fenómeno realmente vertiginoso.

La primera frase que me quedó grabada aquella mañana lejana de 2007 fue la de : “Vivir acá, trabajar allá, ganar allá y gastar acá“.

Esta consigna es válida para cualquier lugar en el que nos encontremos; está en nosotros y en los lazos que podamos tender hacia la comunidad, el poder alcanzarla.

Los recibiremos, si lo desean, cordialmente, en nuestra propia Oficina Virtual, a nombre de la Dra. Iris Moreno Roca en http://www.torresdeteletrabajo.com/oficina/41/W2

A todos nuestros amables lectores, los invitamos a visitar nuestro sitio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CommentLuv badge